martes, 13 de septiembre de 2011

Creo que no hay nada mas vacio que la sensación extraña que te queda después de que te robaron. No se como explicarla, una mezcla de bronca, asco e incertidumbre. Porque mas allá de lo material, que dentro de todo es recuperable, ese vacio de no saber que, como, cuando o porque palpita por todos lados. Y lo peor, lo peor de todas las sensaciones, hacer las denuncias y demás tramites burocráticos sabiendo que ninguno de ellos te va a dar la solución. Y con solución no me refiero a que devuelvan lo que se llevaron o que metan presos a unos cuantos para que salgan al día siguiente, con solución me refiero a poder dormir tranquilo en tu propia casa sin tener el miedo, sin estar perseguido constantemente de que en un segundo y con un mínimo esfuerzo te saquen lo que te cuesta años, meses y privaciones conseguir. HIJOS DE PUTA.

1 comentario:

Manue † dijo...

Me encantó tu blog, muy original. Te sigo, besos (♥)

http://manuelaesunhermosolio.blogspot.com